¡El covid-19 ha llegado! Entró en nuestras vidas con risa y poco a poco, estas se fueron transformando en llanto. Al principio decíamos bah, no es más que una gripe! Nos reíamos con el chaval de forocoches que quería infectarse rápido y poder ser Will Smith en Soy Leyenda, con los memes que iban saliendo e incluso nos pareció de justicia poética la infección al partido homónimo a unos diccionarios. Pero poco después, el virus, llegó, y con él, las medidas para evitar su contagio y propagación. Estas medidas han cambiado radicalmente nuestras vidas, hemos alterado planes, dejado de ver gente, después de 20 años en un mismo edificio se empieza a conocer el vecindario, hemos descubierto que la figura del DJ de bodas no estaba tan lejos como pensábamos, etc. Y todo esto retransmitido 24h por los principales medios de TV.

El estado de alarma está siendo necesario para parar esta pandemia, pero diariamente vemos como agentes de la ley usan brutalidad policial indiscriminada, en muchos casos alentada por los vecinos. Los cuales ejercen del gran hermano de 1984, vigilando la entrada y salida de los portales o cumpliendo el papel de Randalf (en la serie la banda del patio) chivándose de quienes van por las calles. En el estado Español el monopolio de la violencia recae sobre los cuerpos del estado, siendo estos, los únicos capaces de poder aplicarla. Esto es  peligroso, arbitrario y contraproducente ya que la violencia no es solución de conflictos (a mi parecer), pero, es así como está establecido. 

Teniendo esto en cuenta, vemos diariamente a diferentes cuerpos del estado hacer un uso de la violencia desmesurada e injustificado (valga la redundancia de violencia injustificada). Pudiendo llegar a ir en contra de lo que la “Declaración internacional de los derechos humanos” dicta en artículos como el 3, el 5, el 8, el 9, el 10 o el 11. 

Ejemplos de esto podrían ser el vídeo de la mujer con el perro que es empujada contra una valla, el chaval de la moto al que un agente le dice textualmente “Me chupa la polla tu padre, después de follarme a tu madre”, para posteriormente tirarlo al suelo o el de un chaval con diversidad funcional psíquica que recibe porrazos, mientras enseña la autorización que le permite estar en la calle, a la vez que llega su madre a explicar esto mismo y no solo recibe porrazos (no se ve bien si de porra extensible), si no que es tirada al suelo, quedando grogui, ante los gritos de terror de los vecinos contra los agentes. Como estos casos hay muchos grabados, imaginad si sumáramos los que habrá sin grabar… y no veo ningún tipo de responsabilidad. Ni creo que la haya… Y me asusta. Me asusta que las personas que deberían trasladarnos tranquilidad y velar por nuestra seguridad únicamente nos transmitan miedo. 

A raíz de este tema he leído a mucha gente por redes sociales, sobretodo ha aparecido la figura del matón o matona de facebook. Son personas que ante estos vídeos alientan al policía y disfrutan de su actuación. Siendo sincero, no consigo  comprender su disfrute. Además, cuando intentas debatir con ellas usan argumentos del tipo: “Tu no sabes lo que es ser policía”, “En ese caso tu harías lo mismo”, etc. Pues mira, no sé lo que es ser policía, ni tampoco quiero, pero de mediación de conflictos si que se un poco. Jamás en un conflicto se puede recurrir a la violencia y menos cuando la otra parte se encuentra alterada, por que eso va a desembocar en más violencia, elevando el conflicto y alargándolo.

Ante una mala actuación del ciudadano o ciudadana y/o ante un delito debe imponerse la multa que corresponda pero en ningún caso deben violarse los derechos fundamentales de esa persona. Por qué para algo existe, en primer lugar, los jueces, que son los que dictan sentencia y en segundo, el sistema de multas y penitenciario, para evitar la violencia directa y el ojo por ojo. 

Para terminar os digo que: os lavéis las manos, no os toquéis la cara, no salgáis de casa, intentad disfrutar del confinamiento y por favor, no seáis chivatos de balcón, no sabéis la realidad de la persona a la que estáis gritando o de la que os estáis chivando, sin ir más lejos, puede ser un sanitario o sanitaria al que aplaudisteis a las 19:58.

Escrito por:Rubén Movilla

Integrador social de Magaz de Arriba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s