Como todos los años en el país, septiembre y octubre significan vendimia. De un puñado de años para aquí podemos extraer que sí, efectivamente, la vendimia se adelanta. Cuantas son las historias que narran una vendimia fría, con chubasquero o chaqueta incluso, con potas cargadas de cocidos y caldos y con unas sensaciones diferentes a las de este año.

2020 está siendo extraño, nadie recuerda algo así. Una pandemia global que tumbó por completo los planes de todas y cada una de las personas de este país. Desde ese viaje planificado con antelación que se desmorona hasta en el trabajo, todo ha sufrido cambios, y también hemos sufrido. Y sufrimos.

El terruño no iba a ser menos, desde luego, también ha estado marcado por la COVID-19 y desgraciadamente y como en la mayoría de casos, no para bien. Obviamente las bodegas del país no han conseguido alcanzar sus expectativas en tanto a ventas y eso ha repercutido. Los depósitos no se han vaciado con la alegría que lo hicieron otros años donde nuestro vino incluso estaba viajando a más países que los, por ejemplo, fundadores de la cooperativa de Cabañas Raras hubieran soñado en su día.

Esta vendimia hemos visto muchas anomalías. Hemos visto viticultores no sabiendo donde colocar su tesoro, la uva. Hemos visto a vendimiadores con mascarillas, hemos visto viajar geles hidroalcohólicos desde las farmacias de la ciudad hasta la viña más en cuesta de Valtuille. Hemos visto temporeros que no podían juntarse después de la jornada en los bares, llenando así de alegría tantas plazas como la de Cacabelos. Hemos visto una vendimia plagada de incertidumbres y cuando la incertidumbre acecha puedes ser la persona más tranquila del mundo, que no podrás escapar de un latido incómodo en forma de lamento.

La sensación que nos ha dejado esta vendimia es que ha habido un lamento constante, hasta que se ha terminado. Y ya una vez terminada, el alivio de nuevo mirando hacía esta vendimia y diciendo: “Parece que aún así, hemos tirado hacia delante”, por que otra cosa no, pero siempre, los de siempre, sacarán adelante nuestra tierra.

Escrito por:ofiandon

Un comentario en “Retales de Septiembre: Una vendimia atípica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s