Termina otra cosecha más en el país. La de este año ha sido,según los datos, un 11% mayor que el año pasado. Un total de 12,6 millones de kilos.

Después de las buenas previsiones para la recogida llegaron unas lluvias que, a medida que avanzaba la campaña, parecía que iban a tirar por tierra el trabajo de todo un año. Pero, un año más, los trabajadores y trabajadoras han sacado adelante el preciado fruto que ahora descansa en entre acero, hormigón y madera.

Al final, los de siempre. Los de siempre son los que tiran del carro, en este caso, el del vino del país.

Raúl Ochoa, 2021.
Escrito por:Raúl Ochoa

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s