¡Qué empiece la guerra!

Hemos abierto los ojos ante la verdad y la verdad es desoladora y termina por acuchillar a la inocencia si es que nos quedaba alguna. Nuestro panorama hace que nuestra esperanza se vea cada vez más mermada pero jamás muerta. Las inquietudes de la juventud, la energía y sobretodo la fuerza nos obligan a dedicarle…

Leer Más